Clasificación

v    Criterios:

  1. Cantidad: según este criterio la deficiencia auditiva puede ser:

–        Leve o ligera: 20-40 dB

–        Moderada: 40-60 dB

–        Severa: 60-90 dB

–        Profunda: >90 dB

–        Cófosis: pérdida total

  1. Cualidad:

–        Hipoacusia de conducción.

–        Hipoacusia perceptiva o neurosensorial.

–        Hipoacusia mixta.

  1. Momento de la aparición:

–        Prelocutivas:❤ a 5 años.

–        Postlocutivas: > 5 años.

v    Explicación de los tipos de deficiencias auditivas anteriores:

 

DEFICIENCIA AUDITIVA LEVE O LIGERA:

  • Pérdida: 20- 40 deciberios.
  • Localización: suelen ser en el oído medio, pero no siempre.
  • Suelen ser reversibles, pero no siempre.
  • A veces no oyen la voz débil o lejana.
  • Tienen dificultades en las exploraciones de los segundos planos.
  • Son considerados como alumnos poco atentos.
  • Pueden beneficiarse del uso de audífonos.

 

DEFICIENCIA AUDITIVA MODERADA:

  • Pérdida: 40-70 deciberios.
  • No perciben la voz lejana.
  • No perciben bien la conversación normal.
  • Perciben mal el ruido ambiente.
  • Cuentan con problemas de atención.
  • Se presenta un retraso en la aparición del lenguaje
  • Aparecen frecuentes dislalias, especialmente en las consonantes mas agudas.
  • Lagunas en el vocabulario
  • Pueden aparecer dificultades sociales,
  • Miedo a los grupos y a la conversación rápida.
  • Sensación de aislamiento y falta de conexión con su medio.
  • Es muy importante proporcionales el uso de audífonos.

 

DEFICIENCIA AUDITIVA SEVERA:

  • Perdida: 70-90 deciberios.
  • Solo oyen ruidos y voces fuertes.
  • El aprendizaje del lenguaje tendrá que realizarse con ayuda parcial o total de personal especializado.
  • El tono de su voz será monótono con dislalias, carencia de ritmo y falta de claridad.
  • Puede aparecer aislamiento con probables fases depresivas.
  • Una parte de este grupo se incluirá en los denominados sordos y otra en hipoacúsicos.

DEFICIENCIA AUDITIVA  PROFUNDA:

  • Pérdida: superior a 90 decibelios.
  • Tan solo perciben ruidos muy intensos y algunos de ellos solo perciben vibraciones.
  • Todos los problemas del grupo anterior se presentan aquí aumentados: aislamiento, dificultades de atención, problemática social, carencia del lenguaje y adquisición artificial.
  • Dificultades escolares importantes

 

HIPOACUSIA DE CONDUCCIÓN:

  • Localización: oído externo y oído medio.
  • Audiograma: normal peor con curva más elevada que la del oído normal.
  • Causas:

–        Aumento de masa (tumores, inflamaciones…). Provocan perdidas en la transmisión de sonidos de frecuencias altas.

–        Perdida de elasticidad (otosclerosis, perforación timpánica…). Pérdidas de frecuencias bajas.

–        Aumentos de fricción. Perdidas en frecuencias medias.

  • Otras afecciones del oído externo que impiden la transmisión del sonido son:

–        Malformaciones del pabellón y del canal auditivo externo, anotia (ausencia de pabellón), microtia (pabellón pequeño y deformado), atresia (ausencia de pabellón).

–        Traumatismos y tumores del pabellón auditivo y el canal auditivo externo.

–        Inflamaciones del canal auditivo externo.

  • En el oído medio a nivel de membrana y cadena de huesecillos:

–        Alt. Ventilación y drenaje del oído medio

–        Edema de la mucosa tubárica

–        Cierre del orificio tubarico epifaríngeo

–        Infiltración hacia la trompa de un tumor de la epifaringe.

–        Otitis media aguda y crónica.

–        Otitis media colesteomatosa

  • Enfermedades no inflamatorias del oído medio:

–        Ostoclerosis.

–        Secuelas postquirúrgicas.

–        Traumatismos del oído medio y del oído interno.

–        Barotraumas.

 

HIPOACUSIA NEUROSENSORIAL:

  • Tipos:

–        Cocleares: alteración en la transducción del sonido en las células ciliadas, localizadas en la cóclea.

–        Retrococleares: alteración en la función de  la percepción de la sensación sonora a nivel de S.N.C por afección de alguna región de la vía auditiva.

Suponen gran amenaza al desarrollo cognitivo y verbal cuando sobrevienen antes de la adquisición del lenguaje.

  • Clasificación:

–        Genéticas: hereditarias.

–        Congénitas. Adquiridas en el primer trimestre de embarazo. Rubéola.

–        Neonatales: en el nacimiento. Parto, primeros días.

–        Postnatales: en cualquier momento. Infecciones víricas, otoxicidad, otras afecciones del oído interno y/o vía auditiva:

  • Síndrome coclear. Hipoacusia de percepción progresiva con distorsión de la sensación sonora.
  • Trauma acústico agudo o crónico.
  • Ototoxicidad.
  • Hipoacusia progresiva por envejecimiento.
  • Enfermedad de Meniere: alteración en la presión y composición de los líquidos laberínticos.
  • Alteraciones centrales de la audición:

–        Agnosia acústica: sordera psíquica.

–        Afasia sensorial o sordomudez sensorial: lesión de la vía auditiva. En niños prelocutivos retardan el lenguaje y tiene mal pronóstico.

HIPOACUSIA MIXTA:

  • Localización: afectados simultáneamente el oído externo, medio e interno.
  • Perdida: superior a 20 dB
  • Clasificación:

–        Prelocutiva: antes de los tres años. Antes de conseguir un desarrollo lingüístico suficiente. Si son profundas ponen en peligro el desarrollo cognitivo y verbal del niño.

–        Postlocutiva. Después de los 3-4 años. El lenguaje ya esta instaurado. No exentas de riesgos. Menos significativa cuanto mas tarde aparece.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: